Fuerce el éxito gracias a la magia del huevo

Si quiere montar un negocio, aprobar un examen, tener suerte en el juego, encontrar a la persona que le dará el empujón necesario, aquí le mostraremos lo que debe hacer para forzar el éxito.

Fuerce el éxito gracias a la magia del huevo


Se necesita:

  • Un huevo fecundado (muy importante).
  • Una pequeña barbacoa.
  • Carbón de leña.
  • Agente encendedor para barbacoa (por ejemplo alcohol solidificado)

Muy importante

Debe usted cumplir, obligatoriamente, en este acto mágico con los huevos fecundados (un huevo fecundado contiene la galladura de un pollito) y sin limpiar.Si vive usted en una gran ciudad, no merece la pena ir a una tienda especializada o a una tienda de dietética. Tal vez encuentre allí huevos fecundados, pero seguro que ya están limpios, por lo que no le servirán de nada. Debe de ir a una granja y coger usted mismo el huevo del corral, de manera que esté seguro que las cualidades naturales del huevo permanecen intactas.

 Cuando empezar: Un jueves al amanecer cuando la luna se encuentre entre la luna nueva y la luna lena.

Como proceder al hechizo Fuerce el éxito gracias a la magia del huevo


Una vez bien elegido el jueves, levántese al amanecer, coja el huevo fecundado entre las dos manos y fije la vista en el extremo más puntiagudo del huevo pensando intensamente en lo que desea obtener.
Atención: Debe proyectar muy potentemente su deseo. De la precisión de las imágenes que proyecta sobre la punta del huevo depende la realización de su deseo.

1. Fije la mirada en el huevo (la parte más puntiaguda) durante al menos cinco minutos.

2. Conserve el huevo en sus manos hasta que adquiera la temperatura de ellas.

3. Ponga el huevo en un lugar seco, al abrigo de las corrientes de aire (por ejemplo una alacena).

Siete días más tarde (el jueves siguiente):

4. Haga otra vez la misma operación y siempre al amanecer.

5. Coloque el huevo en el mismo lugar.

Siete días más tarde, el tercer jueves:

6. Empiece de nuevo la operación (siempre al amanecer), y luego…

7. Encienda la barbacoa y diga:

«Que mediante esta vida que les regalo, los espíritus del Fuego consientan en cumplir mi deseo.»

8. Coloque delicadamente el huevo en el centro de las brasas.

Importante: La parte más puntiaguda del huevo debe estar colocada hacia arriba.

Necesita mucha brasa para que el huevo esté bien rodeado. En un primer momento, el huevo se quebrará y dejara escapar un poco de clara. Posteriormente la hendidura se tapará con la clara coagulada y finalmente el huevo estallará.
La cáscara del huevo que queda sobre las brasas debe terminar totalmente calcinada.
Cuando termine la operación, tire las brasas a la basura y limpie la barbacoa.

Nuestro consejo


Utilice primero la magia del huevo para las cosas pequeñas:
Cuanto más modestos sean sus primeros deseos, mayores éxitos obtendrá en el futuro.
Si piensa, por ejemplo, que no es nada inútil dedicar tres semanas a la magia del huevo para ganar un premio sin valor en una tómbola de la feria, le aseguramos, por el contrario, que es un entrenamiento deseable.
Así es la magia del huevo.

«Cuanto más obtiene, más se puede pedir; y cuanto más ha obtenido, más posibilidades tiene de seguir obteniendo»

Por la tanto pida al comienzo cosas modestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *